100 años de Juan Rulfo

Juan Rulfo: innovador, creador y trotamundos

Como escritor era innovador, mientras que su fotografía era documental. Como persona era un ávido lector, viajero, explorador y aventurero de la imaginación. Juan Rulfo nació el 16 de mayo de 1917 en Sayula, Jalisco y desde su infancia vivió entre letras e historias.

Aunque solo generó dos libros: El llano en llamas (17 relatos cortos) y Pedro Páramo (su primera y única novela), no necesitó más. Estos le fueron más que suficientes para dejar huella en el mundo de la literatura. Su obra marcó el fin de la novela revolucionaria, proponiendo un nuevo estilo de lectura. Uno que combina la realidad con la fantasía en un México violento y cerrado. Rulfo no tuvo miedo de abordar temas de movimiento filosófico como la búsqueda del padre, la muerte y la vida, la culpa y la expulsión del paraíso. Es por eso que, a la fecha, se mantiene actual.

Sus dos obras le ganaron el respeto y admiración de grandes figuras como Mario Benedetti, Carlos Fuentes y Günter Grass, entre otros. Por ejemplo, Gabriel García Márquez mencionó alguna vez que solo con la Metamorfosis de Kafka había sufrido una conmoción semejante a la que tuvo al leer Pedro Páramo. Por otro lado, Jorge Luis Borges dijo que Pedro Páramo era una de las mejores novelas de toda la literatura. Mientras que Susan Sontag la declaró uno de los libros más influyentes del siglo XX.

Multifacético creador

Juan Rulfo no se limitó a la escritura de novelas. También produjo guiones cinematográficos junto a Juan José Arreola. Varios de ellos llegaron a la pantalla grande, pero el más exitoso fue “El gallo de oro” base para varias películas y que posteriormente se publicaría como libro.

Otro aspecto de su persona fue la fotografía. Con ella, documentaba todo a su alrededor: viajes, vida y pensamientos. Además, también trabajó en el Instituto Nacional Indigenista de México, donde editó una de las colecciones más importantes de antropología contemporánea y antigua de México.

Galardonado personaje

Su impacto en la literatura lo llevó a ser miembro de la Academia Mexicana de la Lengua. Y además, lo hizo acreedor a varias distinciones.

  • Premio Príncipe de Asturias de Letras en 1983
  • Premio Nacional de Letras en 1970
  • Premio Xavier Villaurrutia en 1956
  • Doctorado honoris causa por la UNAM

Así, Juan Rulfo sigue siendo uno de los escritores latinoamericanos más reconocidos a nivel mundial. Este año celebramos el centenario de su nacimiento. El nacimiento de uno de los escritores fundamentales del siglo XX.