4 consejos para que levantarte temprano no arruine tu día

Levantarte temprano no tiene que ser tan difícil

Así como todos necesitamos diferente cantidad de sueño, todos trabajamos mejor a diferentes horas. Según el biólogo Till Roenneberg, todos tenemos un reloj interno (ritmo circadiano) que determina cuándo estamos más alerta. Es por eso que algunos no tienen problema con despertar temprano y otros sí. De acuerdo con Renneberg, varios factores, principalmente genéticos, marcan el ritmo de cada persona.

Por cuestiones de practicidad (aprovechar la luz solar), los horarios de clases y trabajo comienzan a las 8 o 9 de la mañana aproximadamente. Sin embargo, eso no significa que sea lo ideal para todos. Incluso cuando probablemente desde pequeño debías levantarte temprano, tu ritmo circadiano podría ser otro.

Tal vez no puedas cambiar tu horario de oficina para trabajar por la tarde-noche. Sin embargo, si puedes hacer estas 5 cosas para que levantarte temprano no sea lo peor que te puede pasar.

Limita tu consumo de cafeína

Sí, es el consejo más viejo. Pero eso no significa que sea mentira. La mayoría de la gente no le da la importancia debida al consumo de cafeína. Varios estudios recientes confirman que consumir tan solo 400 mg de cafeína hasta 6 horas antes de ir a dormir provoca insomnio y otras alteraciones.

Tal vez no lo notes, pero el efecto de la cafeína permanece hasta que te vas a la cama. Entonces, lo mejor es que evites bebidas con cafeína por la tarde.

Deja de procrastinar el descanso

¿Te quedas despierto viendo sin necesidad? Muchas veces no vamos a dormir por estar en redes sociales, viendo la televisión o haciendo cosas que podrían hacerse en otro momento. Es bueno tener un tiempo de recreación al terminar el día, pero procura que sea algo ligero que no corte tus horas de sueño.

Antes de comenzar algo, pregúntate si vas a acabar antes de la hora ideal para ir a dormir. Por otro lado, en lugar de una película, opta por series o programas con capítulos. De esta manera, no tienes que dejarlo a medias.

Personaliza tus alarmas

Sí, alarmas: una para dormir y otra para levantarte. La primera te puede indicar la hora en que debes ir a dormir para descansar las horas que necesitas. O también puedes ponerla para que te avise en qué momento deberías comenzar tu rutina antes de ir a dormir.

Por otro lado, la alarma para levantarte solo debe ser una. Si tienes cuatro alarmas para levantarte temprano o a tiempo, estarás más que tentado a usarlas. Para despertarte más fácilmente, ocupa un sonido agradable (una canción, por ejemplo). Hay más probabilidades de que te levantes de mala gana con un sonido irritante que interrumpa tu sueño. Además, coloca tu despertador o celular al otro lado del cuarto tal que tengas que levantarte para apagarlo. De esta manera, te será más difícil regresar a dormir.

Planea un inicio agradable

Si lo único en lo que piensas al despertar son obligaciones y problemas, no querrás levantarte nunca. Todos los días prepárate algo que te incentive a levantarte. Puede ser algo sencillo como un desayuno delicioso o una clase de algo que te motive.