5 libros prohibidos que se convirtieron en clásicos

libros prohibidos openbook

¿De qué hablan los libros prohibidos?

La literatura suele reflejar la vida. Incluso las obras de ficción tienen ciertos aspectos que la relacionan con el mundo en que vivimos. Al fin y al cabo, se escribe sobre lo que se conoce. Por eso, un texto crea controversia cuando está fuera de los parámetros de pensamiento aceptados en términos de religión, política o temas sociales. A veces, esas obras son tan radicales que los gobiernos, la iglesia o las instituciones los catalogan como libros prohibidos que nadie debería leer.

Hay ejemplos de esto que parecen bastante evidentes. Por ejemplo, “Lolita” de Vladimir Nabokov con el reflejo de una niña precoz y su amorío con su padrastro. O “Granja Animal” de George Orwell que describe con animales un retrato del sistema gubernamental corrupto de Rusia. Sin embargo, no todos los libros prohibidos en algún momento son tan obvios como los siguientes.

“Harry Potter” de J. K. Rowling (1997)

La historia de magia favorita de varias generaciones fue inicialmente prohibida en varias escuelas en todo el mundo. ¿Su argumento? “Harry Potter” imagina un mundo de brujería, maldad, muerte y odio.

“Los cuentos de los hermanos Grimm” de Jacob y Wilhelm Grimm (1812)

Cada uno de estos cuentos (Rapunzel, Hansel y Gretel, etc.) han sido criticados negativamente. Se han definido como sexistas y violentos. Además, en su momento, los enemigos de Alemania vetaron estas historias después de que los nazis conceptualizaran a Caperucita Roja como un símbolo de los alemanes rescatados de los judíos.

“Doctor Zhivago” de Boris Pasternak (1957)

La historia de amor situada en la revolución rusa fue negada al público en la Unión Soviética por criticar al partido bolchevique. De hecho, cuando el autor ganó el Premio Nobel de Literatura en 1985, se vio obligado a declinar el honor.

“Ulises” de James Joyce (1922)

Actualmente, se considera como uno de los libros más influyentes del siglo XX. Sin embargo, la historia de Leopold Bloom es tan aclamada como repudiada. El Reino Unido la prohibió hasta 1930; mientras que en Estados Unidos se vetó por 11 años dado su contenido radical y obsceno.

“Adiós a las armas” de Ernest Hemingway (1929)

Hemingway narra una historia de amor en Italia en medio de la Primera Guerra Mundial. Fue vetada de Boston por su contenido sexual y en Italia por su representación de la batalla de Caporetto. No es el único libro de Hemingway que ha sido prohibido. Lo mismo ocurrió con su obra “Por quién doblan las campanas”, que Franco prohibió en España por considerar que fomentaba el comunismo.