5 poderosos pasos para aprender rápidamente

Acelerar tu proceso de aprendizaje no es tan complicado como parece. Aquí te presentamos algunos trucos para lograrlo.

Aunque hay mucho tiempo del día para aprender una nueva habilidad, puedes acelerar tu velocidad de aprendizaje, ya sea para un nuevo idioma, entender todo sobre bienes raíces o cómo empezar un nuevo negocio. Cualquier persona con una velocidad de aprendizaje alta siempre tendrá una ventaja en la vida. Por eso, hoy te compartimos 5 poderosos pasos para aprender rápidamente cualquier cosa:

  1. El método supera al tiempo

Cuando se trata de aprender algo nuevo, el método que se emplee siempre superará al número de horas que se le dedique. Sin embargo, esto no significa que el tiempo no sea un factor importante. Solo significa que debemos elegir adecuadamente el método que emplearemos.

Por ejemplo, digamos que dos personas conducen de un punto a otro, pero no importa cuántos conocimientos tengan del camino o qué tan comprometidos esté. Llegará primero quien maneje el mejor vehículo.

Tu método es el vehículo que se convertirá en la máquina que te llevará hasta donde quieras llegar. Existen una enorme cantidad de métodos disponibles para cualquier cosa que quieras aprender. Esto significa que deberás pasar tiempo investigando quién sería un gran maestro, qué credibilidad tiene y cómo encaja con tu estilo de aprendizaje.

  1. Aplica la regla 80/20

La Ley de Pareto es un concepto desarrollado por el economista italiano Vilfredo Pareto. Explica que 80% de tus resultados deseados vendrán solo del 20% de tus aportaciones. Es decir que a pesar de las variaciones en cada situación, encontrarás que:

  • 20% de las personas en tu vida dan lugar a 80% de tu felicidad
  • 20% de tus clientes impulsa el 80% de tus ventas
  • 20% de tus métodos de aprendizaje conduce a un 80% de los resultados

Cuando se trata de aprender, se siete como si hubiera mucha información que desconocemos, por lo que es más fácil que vaguemos a través de ella sin rumbo fijo. Lo que realmente se necesita es enfocarse en una cosa o dos que se conviertan en los ejes que puedan guiarnos a lo largo de todos los datos.

Por ejemplo: si quieres aprender a hablar italiano porque tienes planeado un viaje en verano, en lugar de aprender a escribir o leer, debes aprender a hablarlo. O en lugar de complacer a un solo cliente insatisfecho que solo te paga cincuenta pesos al mes, debes agregar más valor a la atención del cliente que te está pagando más de mil pesos mensuales.

  1. Aprende sobre la marcha

La inmersión siempre será la mejor manera de aprender. De acuerdo con una investigación, los seres humanos retienen:

  • 5% de lo que aprendieron en una clase
  • 10% de lo que aprendieron a través de lecturas
  • 20% de lo que aprendieron de material audiovisual
  • 30% de lo que aprendieron a través de una demostración
  • 50% de lo que aprendieron a al involucrarse en un grupo de discusión
  • 75% de lo que aprendieron cuando pusieron en práctica sus conocimientos
  • 90% de lo que aprendieron cuando usaron estos conocimientos inmediatamente después de haberlos adquirido

Ahora, recuerda cómo aprendiste a jugar básquetbol, a andar en bicicleta o a nadar. En lugar de ver tutoriales o leer libros de texto, la manera más eficiente de aprender algo es meterse de lleno y adquirir experiencia cometiendo errores.

  1. Consigue un mentor

Desde los titanes de los negocios hasta los atletas profesionales, la gente que se desempeña en los más altos niveles tiene una cosa en común: tiene un mentor. De acuerdo con el autor Seth Godin, hay cinco razones por las que renunciarás a cualquier cosa que hagas:

  • Se te irá agotando el tiempo
  • Se te agotará el dinero
  • Te dará miedo
  • Realmente no tomarás en serio lo que haces
  • Perderás el interés

Tener un mentor te permite ver los puntos ciegos que no podías notar y te guiará a través de los tiempos difíciles que vendrán siempre que estés aprendiendo algo nuevo. No se trata de encontrar a alguien que cobre millones de pesos por sus asesorías, sino alguien que realmente tenga la experiencia necesaria para apoyarte.

  1. El proceso antes que el rendimiento

Hacer el trabajo, generalmente, es lo que cuesta más. Un error común cuando aprendemos algo nuevo es que nos enfocamos en el desempeño, más que en el proceso. Así, es difícil ver resultados consistentes hasta que se ha puesto una cantidad significativa de trabajo por adelantado.

Para los escritores, esto puede significar sentarse y escribir 500 palabras al día, sin importar qué tan mal lo hagan. Para los atletas, es levantarse temprano todas las mañanas y entrenar, sin importar qué tan adoloridos y desganados se sientan. En cuanto a las personas que están aprendiendo un nuevo idioma, es forzarse a sí mismos a hablar en esa lengua diariamente, sin importar cuántos errores se cometan o cuán incómodos se sientan.

Dar pequeños pasos no es algo muy atractivo, pero ha sido el camino comprobado para cualquier cosa que quieras conseguir en la vida. Ten paciencia y aprende a caminar antes de correr. Práctica mucho y sé constante, solo así podrás alcanzar todas tus metas.