Autores que odiaron la adaptación de sus libros al cine

De los libros al cine

Actualmente, muchas de las películas son historias adaptadas de libros. Hay algunas que incluso se convierten en clásicos. Por ejemplo, Duro de Matar (1988) y Chicas Pesadas (2004). Para muchos autores, que una productora se interese en sus libros resulta un gran orgullo. Asimismo, para muchos representa la plataforma perfecta para darse a conocer. Tal es el caso de Paula Hawkins, escritora de “La Chica del Tren”. No obstante, no todos están complacidos con lo que llega a la pantalla grande. Hay varios autores que odiaron la adaptación de sus libros al cine.

Stephen King


El caso más conocido es el de Stephen King, uno de los escritores de terror más reconocidos. Su mayor decepción fue la adaptación de “El Resplandor”. El autor aceptó que Stanley Kubrick la llevara a la pantalla grande pues lo admiraba. Sin embargo, después de ver el producto final, King expresó que “Kubrick no pudo comprender la auténtica maldad del Hotel Overlook”. Además, le pareció muy incorrecta la manera en que Kubrick desarrolló al personaje de Charlie.

Tal fue su descontento que realizó su propia versión de “El Resplandor”. No obstante, esta versión es poco conocida y, según expertos en cine, no le llega ni a los talones a la versión de Kubrick.

Winston Groom


Forrest Gump (1994) debe ser una de las películas más aclamadas de la historia. Está incluida en varias listas de las mejores películas de la historia. Además, tuvo 12 nominaciones al Oscar y ganó 6, incluyendo mejor actor, mejor director y mejor película. No obstante, Winston Groom, escritor de la novela homónima, no quedó contento con su adaptación al cine.

Entre sus argumentos están que Hollywood no trató a Forrest Gump de manera justa. Según el autor, eliminaron puntos clave de la historia y la limpiaron de cualquier referencia a sexo. Además, aparentemente Groom nunca recibió las regalías que le correspondían. Su enojo al respecto fue tal, que la secuela de la novela comenzó con las líneas: “Nunca permitas que nadie haga una película de la historia de tu vida. Ya sea que lo hagan bien o mal, no importa”.

J. D. Salinger


El libro más conocido de J. D. Salinger es sin duda “El guardian entre el centeno”. Sin embargo, dentro de sus escritos se encuentran muchos cuentos cortos, entre ellos “El Tío Wiggily en Connecticut”. La película basada en esta historia se llamó Mi loco corazón (1949), protagonizada por Dana Andrews y Susan Hayward.

Desde el punto de vista de Salinger, la película cambió completamente la historia original. Por lo tanto, prohibió que se llevara a la pantalla grande cualquier otro de sus textos.

Anthony Burgess


Naranja Mecánica (1971) es una de las películas más representativas de los setenta. Tuvo un sinfín de críticas e incluso fue censurada en Estados Unidos por su contenido perturbador, violento y sexual. No obstante, la película dirigida por Stanley Kubrick fue nominada a 4 Oscares, entre ellos, mejor película.

Este revuelo y reconocimiento no importó. Tras el estreno de la película, Burgess repudió la historia e incluso se arrepintió de haberla escrito. Según el escritor, la película parecía glorificar el sexo y la violencia. Así, declaró “No debí haber escrito el libro por su peligro a ser malinterpretado”.

Bret Easton Ellis


Easton Ellis es considerado el mayor exponente de la Generación X en literatura. Varios de sus libros han sido llevados a la pantalla grande. Sin embargo, el mayor éxito fue American Psycho (2000) que se convirtió en un clásico del género de suspenso. Capturó la atención y buenas críticas de muchos, pero no logró la aceptación del autor de la novela en la que se basó.

Ellis cree que este libro no debía ser convertido al formato visual pues, como obra literaria, es ambigua y deja al lector sin saber qué fue lo que pasó en realidad. Sin embargo, la película pide respuestas y elige una solución.