5 características de las personas con inteligencia emocional

Utiliza tu inteligencia emocional para aumentar tu calidad de vida

A través del tiempo, la definición de inteligencia ha evolucionado. Ahora se cree que existen varios tipos de inteligencia: verbal, matemática, espacial, etc. Sin embargo, aún no se tienen maneras de medirlas con exactitud, de hecho, tal vez sea imposible. Pero lo que es aún más importante es que no se tiene evidencia de que la inteligencia sea un factor en la calidad de vida.

Con esto en mente, el psicólogo Graham Jones cree que la pregunta no está en medir la “cantidad” de inteligencia. Lo que piensa es que se debe estudiar cómo se utilizan las habilidades que se tienen en la vida diaria. A esto se le ha llamado: inteligencia emocional.

La inteligencia emocional es básicamente la capacidad de identificar y manejar tus emociones y las de los demás. Incluye 3 habilidades:

  • Conciencia emocional
  • Aprovechar las emociones y aplicarlas en tareas como pensamiento crítico y resolución de problemas
  • Manejo de emociones (regular las propias y alentar o tranquilizar a otros)

Aprovechar y ejercitar la inteligencia emocional

Últimamente, se ha observado que quienes tienen una alta inteligencia emocional, tienden a ser más felices y exitosos. Así, esta cualidad se ha convertido en un requisito, no solo en el ámbito laboral, sino en todos los aspectos de la vida. Para que sepas cómo adquirirla o ejercitarla, a continuación, te decimos algunas de las actitudes y características de la gente con alta inteligencia emocional.

  1. Se enfocan en lo positivo: No es que ignoren las malas noticias o nieguen que algo salió mal. Simplemente no gastan el tiempo pensando en los problemas. Mejor se dedican a resolverlos y a ver cómo aprender de ellos.
  2. Se rodean de gente positiva: Dado que no quieren estancarse en los problemas, evitan a la gente que ve todo mal. En lugar de desgastarse escuchando quejas, conviven con gente que sonríe y ve el lado bueno de las cosas. Además de ser más productivo, es más agradable.
  3. Crean límites y son asertivos: Son amigables y serviciales, pero no se dejan pisotear. Saben cómo y cuándo decir que no. Cuando es necesario, establecen sus límites y condiciones con amabilidad y buenos argumentos.
  4. Tienen visión a futuro: En lugar de estancarse en el pasado o reprocharse cosas, piensan a futuro. Se concentran en aprovechar y crear oportunidades. Además, aprenden de sus errores y utilizan sus conocimientos para mejorar.
  5. Buscan su felicidad diariamente: Hacen todo lo posible para sacarle el jugo a la vida en todo momento. Ya sea en el trabajo o en casa, buscan la manera de mantenerse plenos y felices. Por ejemplo, en lugar de sufrir en el tráfico, se sumergen en un libro o un podcast.

Ejercitar tu inteligencia emocional aumentará tu calidad de vida y te mantendrá relajado ante las crisis. Además, mantenerte estable emocionalmente en todo momento te ayudará a proyectar una mejor imagen.