¿Cuál es la mejor postura para leer?

postura openbook

Disfrutar de un buen libro es, para muchos, algo terapéutico e íntimo. Por eso, la lectura suele ser una de las actividades recreativas donde buscamos un momento para relajarnos. Preferimos leer en espacios cómodos, como sillones o sobre nuestra cama, para estar lo más relajados posibles. 

Sin embargo, en nuestro intento de acomodarnos y encontrar la posición perfecta para poder leer, es común que terminemos adoptando posturas que más allá de ser relajantes, nos terminen causando ciertos dolores corporales. La ergonomía a la hora de leer es importante, mantener una mala postura durante bastante tiempo puede resultar perjudicial. Los problemas en el cuello y la espalda son comunes cuando adoptamos malo hábitos al momento de leer posicionarnos mal. Es por eso que algunos expertos se han dado la tarea de encontrar:

Las mejor postura al leer

De acuerdo con diversas investigaciones, la mejor postura para leer es estando sentados sobre una superficie que nos mantenga rectos. Sin embargo, estas opciones no siempre son las más cómodas, y terminamos prefiriendo leer sobre superficies acolchonadas. Se recomienda mantener la espalda lo más recta posible y recargar la cabeza contra una cabecera. De esta manera, podemos evitar encorvarnos, lo cual prevendrá eventuales problemas en el cuello y la espalda. Recuerda que mantener la espalda recta tampoco significa mantenerla rígida, recomendamos tomar pequeños descansos cada 15 minutos. 

La siguiente posición segura para leer es estando completamente acostados, ya sea boca arriba o boca abajo, pero siempre manteniendo la espalda completamente recta contra el colchón o la superficie donde nos encontremos, y la cabeza ligeramente elevada sobre una almohada. Se recomienda utilizar también algún cojín debajo de las rodillas para mejorar la alineación de la columna y no cargar tensión sobre las piernas. 

Asimismo, es aconsejable mantener una distancia de entre 30 y 40 centímetros del libro y mantenerlo a la altura de los ojos para no forzar de más la vista. No obstante, recuerda que estar boca abajo durante bastante tiempo puede dificultar nuestra respiración, al estar aumentando la presión sobre los pulmones y el diafragma, por lo que es ideal tomar descansos y cambiar de posición frecuentemente durante la lectura. 

En Openbook, estamos comprometidos con mejorar tus hábitos de lectura. Ponte en contacto con nosotros y conoce sobre los servicios que ofrecemos.