Haz que tu energía dure todo el día

¡Olvídate de los bajones de energía!

¿Cuántas actividades diferentes haces en un solo día? Llevar a los niños a la escuela, ir al trabajo, ir al gimnasio, llevar a los niños a diferentes actividades, etc. A veces las 24 horas no parecen suficientes y los bajones de energía llegan constantemente en el momento menos adecuado.

Bajar el ritmo de vida parecería imposible. Entonces, una gran cantidad de personas utiliza el café como estimulante oficial. Sin embargo, esta no es la mejor opción. La verdad es que el cuerpo necesita más que cafeína. Y es por eso que a continuación te decimos cómo conservar la energía hasta terminar tu día.

  • Desayuna

No se trata de que el desayuno sea la comida más importante del día. Se trata de que, al dormir, nuestro organismo solo gasta energía. Es por eso que los nutriólogos recomiendan desayunar en la primera hora después de despertar. Lo mejor es que comas algo de proteína y no azúcares. ¿Por qué?  Los segundos son energía instantánea, mientras que las proteínas te darán energía por más tiempo.

  • Prende la luz

Si te levantas cuando ya amaneció, abre tus cortinas y deja entrar la luz natural. Si debes comenzar tu día más temprano, prende la luz. Tu cuerpo necesita saber que es momento de activarse y la luz es la pista más obvia.

  • Muévete

Tal vez no tengas el tiempo o las ganas de hacer 30 minutos de ejercicio apenas te levantas. Sin embargo, puedes tomarte media hora de tu comida para caminar. Se ha demostrado que la gente que hace ejercicio de bajo impacto al menos 3 veces a la semana, tiene menos fatiga que los que no lo hacen.

Además, hacer cualquier tipo de ejercicio le dará a tu cerebro un descanso de la concentración del trabajo. Así, después de caminar, estarás listo para continuar tu jornada de trabajo de manera productiva. Todo esto sin la necesidad de una taza de café.

  • Come inteligentemente

“Menos es más” es una frase que aplica para muchas situaciones: la comida es una de ellas. Si bien una hamburguesa con papas y un helado suena delicioso, no es lo mejor. Las comidas con mucha grasa necesitan mucha energía para digerirse. Lo mismo pasa al comer demasiado, de ahí la sensación de pesadez. Es por eso que debes comer porciones moderadas.

  • Añade una distracción

Después del trabajo o escuela, probablemente llegues a casa a hacer más cosas. Eso tal vez te haga sentir desmotivado. Para hacer la transición más fácil puedes caminar de nuevo o concentrarte en tu música favorita.