La lectura como terapia contra la ansiedad

Leer puede ayudar a reducir la ansiedad

Según el director de investigación del Instituto de neurociencias, investigación y desarrollo emocional, Edilberto Peña, la ansiedad es la enfermedad de salud mental más común en el país. Aparentemente, el 50% de los casos se presentan antes de los 25 años de edad. La ansiedad es una reacción común al estrés y puede ser algo bueno en ciertas circunstancias. Sin embargo, en otros casos, puede convertirse en algo abrumador y dañino para la salud. Entre los síntomas principales están: taquicardia, falta de aire, temblores, sudoración, náuseas y alteraciones en la alimentación.

La ansiedad es tratable con terapia y medicamentos en casos extremos. No obstante, existe otro tratamiento: la lectura.

Según Joseph Campbell, leer una novela puede darnos una dosis de coraje, alentando el sentido de crecimiento personal y reduciendo la ansiedad. Pero ¿cómo sucede?

  • Reduce el ritmo cardiaco y relaja los músculos: Sin importar qué leas, la acción relaja tanto tu cerebro como tu cuerpo. Y esto a su vez reduce la ansiedad y estrés acumulados. Se ha observado que leer 6 minutos sin distracciones ayuda a reducir el estrés hasta un 60%.
  • Te da un escape de la realidad: La ansiedad a menudo es producida por algún obstáculo o situación estresante. Así, adentrarte en una historia ficticia te permite olvidarte de tus propios problemas.
  • Redirecciona tu cerebro a ser más compasivo: Al conocer a fondo a los personajes de la historia, eres más compasivo ante sus actitudes y acciones. Esto se extrapola al mundo real, donde serás más compasivo con los demás y contigo mismo. Esta empatía te hará sentir mejor con tu situación.
  • Te dará otras perspectivas: Leer sobre las experiencias de otros te hará vivir otras experiencias. De esta manera, entenderás otras perspectivas y cambiará tu manera de pensar.

Leer no es una cura para la ansiedad. Sin embargo, sí es algo que puede ayudar a su tratamiento y manejo diario.