Las mejores madres en la literatura

las mejores madres en la literatura openbook

Íconos de la maternidad para celebrar el Día de las Madres

Elegir a las mejores madres en la literatura no es fácil. Es más fácil encontrar a las que causan controversia por su falta de amor como la mamá de Matilda en el libro de Roald Dahl. Sin embargo, hay algunas que resultan ser las modelos a seguir en cuestiones de maternidad.

Ya sea por su facilidad al transmitir cariño o por su lucha intensa para sacar a sus hijos adelante, esta es nuestra selección de las mejores madres en la literatura.

Marmee en Mujercitas de Louisa May Alcott

Sinopsis: En medio de la Guerra Civil en los EEUU, cuatro niñas, Jo, Meg, Amy y Beth, se convierten en mujeres. Se trata de un viaje de vida en el que evolucionan como personas en todos sus aspectos. Las cuatro experimentan los primeros esbozos del amor, amistad y los problemas reales de la época.

¿Por qué es la mejor mamá? Marmee, madre de las 4 mujercitas era la pieza que las mantenía unidas en esta época difícil. Con un padre ausente y una situación social complicada, Marmee era amable y el apoyo eterno de cada una de ellas.

Rosa Hubermann en La Ladrona de Libros de Markus Zusak

Sinopsis: Liesel Meminger siempre ha tenido una relación muy cercana con la Muerte. Desde pequeña debe ir a vivir con una familia adoptiva: Hans y Rosa Hubermann. Previo a la Segunda Mundial, mientras las cosas se ponen cada día más tensas, es la meta de los Hubermann sobrevivir a todo.

¿Por qué es la mejor mamá? Hans Hubermann era quien mostraba cariño a Liesel. Le daba libros para alimentar su amor a la literatura. Por otro lado, Rosa Hubermann demostraba su amor de manera más práctica. Era dura y parecía no tener sentimientos. Sin embargo, siempre lo hizo todo para asegurarse de que Liesel estuviera segura y sana. A pesar de que a primera vista Rosa es poco cariñosa, es claro que su primera preocupación es Liesel.

La mamá de Jack en La habitación de Emma Donoghue

Sinopsis: Jack tiene ya 5 años, pero lo único que conoce del mundo es una habitación. Ese cuarto de 4 paredes ha sido el hogar que su madre ha construido tras haber sido secuestrada hace mucho tiempo. Su madre lo ha hecho todo para darle una buena vida, pero la curiosidad de Jack es cada vez más grande y lo único que queda es huir.

¿Por qué es la mejor mamá? La madre de Jack es la prueba de que el amor maternal lo puede todo. Es la personificación de la entereza y fuerza ante las situaciones más difíciles. La madre de Jack le enseña a ser bueno y a sobrevivir con imaginación.

La habitación fue adaptada a la pantalla grande. Y Brie Larson resultó ganadora de un Oscar a mejor acrtiz por su interpretación de la mamá de Jack.

Katie Nolan en Un árbol crece en Brooklyn de Betty Smith

Sinopsis: A principios del siglo XX, Francie Nolan vive en un mundo de pobreza en un barrio de Brooklyn, EEUU. Francie lee para conocer el mundo que le queda tan lejos. Sin embargo, su madre Katie lucha por enseñarle a ella y a sus hermanos que la integridad es lo más importante.

¿Por qué es la mejor mamá? A pesar de la difícil situación, el amor de Katie por sus hijos es incuestionable. Sin importar las carencias materiales, Katie enfrenta la vida con carácter. Es la madre que trabaja incansablemente para darle lo mejor a sus hijos, llevando todo el peso de la familia con dignidad y cariño.

Kavita y Somer en La hija del monzón de Shilpi Somaya Gowda

Synopsis: Kavita es una campesina en India quien, preocupada por la seguridad futura de su hija Usha, decide dejarla en un orfanato en Mombai. Afortunadamente, Usha es adoptada por Somer, una doctora en California, EEUU. La decisión de ambas las conecta. “La hija del monzón” muestra cómo diferentes acciones pueden significar el mismo amor infinito de una madre.

¿Por qué es la mejor mamá? El amor de Kavita es tan grande que deja ir a Usha; mientras que es el amor de Somer el que le da una vida. Ambas demuestran un amor inefable que se refleja en Usha.