Libros en Braille, otra forma de leer

libros en braille openbook

¿Cómo funcionan los libros en Braille?

Como bien se sabe, el braille es un sistema de escritura basado en el tacto. Este fue desarrollado por Louis Braille en el año 1824. Y, sin él, la lectura para las personas que carecen del sentido de la vista sería mucho más complicada o tal vez imposible.

Lo que hacen las personas que leen en braille es que sienten letras con las puntas de sus dedos. Esto no quiere decir que la letra en braille tenga la misma forma que la conocemos pero con puntitos. Más bien, las letras en braille se forman por puntos en diferentes lugares en una matriz con seis puntos. Tenemos dos líneas verticales con tres puntos en cada línea. Y las diferentes combinaciones representan las letras del alfabeto. Aprendiendo la posición de los puntos (relieves) de cada letra, todos podemos leer con este sistema. 

Alfabeto Braille openbook
Alfabeto Braille

Antes de que Louis Braille implementara este sistema, a las personas ciegas no se les enseñaba a leer. Muchas culturas europeas no se tomaban el tiempo de enseñarles alternativas para poder participar en la lectura. Hubo algunos sistemas, pero ninguno fue tan eficiente. Por ejemplo, antes de él, otro francés llamado Valentín Hauy propuso imprimir libros con letras grandes y gruesas que las personas las pudieran sentir. La gran desventaja era justamente el tamaño: se necesitaban múltiples páginas para un párrafo.

¿Cómo se hacen los libros en braille?

Esto es similar a cuando un libro se traduce a otro idioma. Generalmente, un mecanógrafo utiliza una máquina de escribir especial de seis teclas para volver a escribir el manuscrito en Braille. Los mecanógrafos están capacitados y certificados pues aportan su conocimiento y experiencia al trabajo. Esto ayuda a asegurar un alto nivel de calidad.

Si bien este sistema ayuda a que todos tengan acceso a lectura, estos libros suelen ser muy costosos. Además, pueden ser difíciles de conseguir y son muy grandes y anchos, pues el relieve los hace tener más volumen.