Cómo mejorar tu comprensión lectora en la universidad

comprension lectora universidad

El período universitario es quizá uno de los periodos que más retos intelectuales presenta en la vida de las personas.  El conocimiento adquirido nos acompañará durante nuestras vidas, por eso la comprensión lectora es esencial desde un inicio. 

Una de las habilidades que desarrollamos durante nuestro paso por la universidad es la investigación y redacción de textos académicos. Para poder lograr investigar y redactar de manera exitosa, se requieren de horas y horas de lectura. 

Desde textos estrictamente académicos hasta revistas de divulgación científica o textos literarios y recreativos, la lectura es el ejercicio primordial a realizar durante la carrera. Es por eso que tener una buena técnica de comprensión lectora resulta indispensable. Pero, pese a que ésta es una habilidad que usualmente solemos desarrollar en la infancia, no existe una edad específica para poder mejorar la manera en que analizamos textos de diversa índole. 

Además, los textos que leemos en un grado universitario son, generalmente, bastante diferentes a los que estábamos acostumbrados. Los textos académicos, por su complejidad, se leen de manera distinta a cómo leemos una novela o algún artículo periodístico o de revista. Es por eso que requieren de un tiempo de lectura mucho más prolongado y, en ocasiones, hasta de varias lecturas para poder asimilarlo correctamente y retener a información. 

Consejos para facilitar tu comprensión lectora:

Contextualiza 

Sea cual sea el tipo de texto que estés leyendo, es importante considerar los factores sociales, históricos y políticos del autor y su publicación. Comprender el contexto y el propósito por el cual el texto fue escrito te ayudará a comprenderlo mejor. 

 Resume

Después de cada capítulo, toma una pausa e intenta resumir con tus propias palabras el tema central del texto. Explícate a ti mismo los conceptos estudiados y repasa los argumentos principales. Esto pondrá a prueba tu nivel de retención y de análisis sobre la obra antes de continuar. 

Toma notas

La complejidad de algunos textos varía dependiendo del número de personajes que contenga o de los temas que aborde. Por eso, es recomendable hacer anotaciones de todos sus elementos, especialmente de aquellos temas que no lograste comprender al 100%. Así, te será más fácil repasar los hechos que ya leíste, recordar información específica y solucionar las dudas que tengas. 

Toma tu tiempo

La comprensión lectora no se mide en la velocidad que tardes en terminar un libro, sino en qué tanta información logras retener después de haberlo leído. Por eso, de nada sirve acelerar tu lectura si no comprendes lo que estás leyendo. Por suerte, en Openbook nos enfocamos en que tu ritmo de lectura pueda ir aumentando con el tiempo. ¡Conoce nuestros servicios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *