Métodos de estudio: repaso espaciado

métodos de estudio repaso espaciado openbook

Para retener la información en nuestros cerebros, es importante que usemos estos datos de manera periódica. Por ejemplo, imagínate que vas a un supermercado mientras estás de vacaciones. Lees el nombre del cajero en su uniforme, pero días después es muy probable que no te acuerdes cómo se llamaba. Sin embargo, si este fuera un supermercado que visitas con frecuencia y siempre ves al mismo cajero, es mucho más probable que recuerdes su nombre. 

¿Qué es el repaso espaciado y cómo funciona?

Lo mismo pasa a la hora de estudiar. De nada sirve ver fechas y nombres por horas si las olvidaremos. Para esto, nos puede ayudar el repaso espaciado. Este método de estudio usa un fenómeno de la memoria conocido como: efecto de espaciamiento. Este fenómeno explica cómo nuestro cerebro aprende de manera más efectiva cuando recibe información repetitivamente a lo largo del tiempo.

Piensa en el aprendizaje como si fuera un muro hecho de ladrillos. Si pones los ladrillos demasiado rápido, el cemento no va a tener el suficiente tiempo para que se seque, lo que afecta la solidez de la construcción. En cambio, si pones los ladrillos con calma y le das tiempo al cemento, la pared será mucho más fuerte y resistente. 

Así, al estudiar en intervalos cada vez más espaciados, puedes recordar más que al hacer sesiones exhaustivas. Debido a que estarás repasando la información constantemente, a medida que pasa el tiempo necesitarás menos repasos, pues los datos se pasarán de tu memoria de corto plazo a la de largo plazo.

Si tienes tiempo, puedes comenzar en intervalos desde horas hasta días. Por ejemplo, revisa tus apuntes o tarjetas de estudio en la mañana. Espera dos horas y repasa. Después, espera 4 horas para volver a estudiar esa información. Luego, espera al día siguiente para revisitar tus apuntes. Posteriormente, 2 días, 3 días, etc.

Sin embargo, lo más efectivo sería hacerlo en periodos de días completos. Por ejemplo, como sigue.

Posteriormente, por semanas y hasta meses. De esta manera, el exámen final de cualquier materia será pan comido.