Microaprendizaje, ¿qué puedes aprender en 5 minutos?

Absorbe información en tus tiempos muertos con microaprendizaje

Esperas a que lleguen todos a la juta, a que el elevador llegue a tu piso o a que las actualizaciones de tu computadora se completen. ¿Qué haces en estos pequeños momentos? Probablemente abres Facebook o Twitter. Tal vez revisas tu lista de pendientes con preocupación o eliges la playlist adecuada para motivarte a trabajar. ¿Y si aprendieras algo en esos minutos? Para eso está el microaprendizaje.

Según un grupo de trabajo del MIT, Massachusetts Institute of Technology, estos instantes que parecen muy cortos como para realmente aprovecharlos pueden ocuparse en algo de provecho. Por ejemplo, aprender un idioma o datos útiles. A esto ahora se le llama microaprendizaje o microlearning: la impartición de educación en fragmentos pequeños, activos y frecuentes.

Pensando en ello, desarrollaron una serie de apps que presentan al usuario pequeñas tareas diseñadas para enseñar algo. La más reconocida es WaitSuite, una app que aprovecha los momentos para enseñarte un idioma. En este caso, la app detecta las tareas actuales para saber cuándo tienes un momento.

Este método ya es aplicado en varias otras aplicaciones. Por ejemplo, Duolingo, que tiene prácticas cortas y didácticas. Asimismo, esta manera de enseñar ya se utiliza en colegios en Finlandia. En ellas, redujeron el tiempo de clases convencionales y le dieron un break a los niños para que usaran este tipo de aplicaciones para reforzar los temas de clase. Según lo observado, los estudiantes han aumentado su productividad y tienen una mejor retención.

Los límites del microlearning

El éxito del microaprendizaje reside en que no se reta a los tiempos de concentración de las personas. Mantener la atención en una clase convencional es difícil pues supera el promedio de tiempo en que una mente puede enfocarse.

Sin embargo, el microaprendizaje tiene sus limitaciones. Según los investigadores involucrados en el proyecto, solo se pueden enseñar cosas que puedan dividirse en pedazos y que se entiendan sin contexto. Por supuesto, convertirte en un experto en economía mundial no sería posible de esta manera. Pero sí podrás aprender vocabulario en otros idiomas, fechas históricas y facts de todo tipo.

¿Ya probaste este método de aprendizaje? ¿Te funcionó?