La música ayuda a tu cerebro y a tu productividad

Aumenta tu productividad y mejora tu vida con música

Existe un debate continuo sobre el papel que juega la música en la concentración. Mientras muchos afirman que es la mejor herramienta para enfocarse, otros dicen que claramente no funciona y es más bien un distractor.

Varios estudios científicos se han realizado al respecto. Y a continuación puedes encontrar de qué maneras afecta a tu cerebro y a tu productividad.

Fortalece tu cerebro

Desde hace mucho se sabe que al tocar un instrumento se afinan y desarrollan habilidades como la creatividad, empatía y funciones motrices. Sin embargo, no es hasta ahora que se ha observado que los cerebros de los músicos son más simétricos que los demás. Esto podría significar que ambos lados funcionan y se complementan con mayor facilidad.

De esta manera, podemos decir que tocar un instrumento musical ayuda a que tus conexiones cerebrales sean mejores en general.

Elimina la fatiga

Lo primero que los investigadores toman en cuenta al analizar la relación entre la música y la concentración y productividad es el tipo de tarea que se está realizando. De esta manera, se ha concluido que la música ayuda a disminuir la fatiga mental que se genera al realizar tareas repetitivas.

Reduce el ruido

Recientemente, la tendencia de oficinas abiertas (sin cubículos) se ha propagado. Este tipo de lugares propician la colaboración y comunicación. Sin embargo, también propician la distracción y poca productividad, pues el ruido de uno es el de todos.

Las investigaciones han demostrado que el silencio puede llegar a ser inquietante, lo que provoca distracciones. Entonces, en ambientes con mucho ruido, no funciona solo estar en silencio. Los científicos recomiendan utilizar la propia música para crear un ambiente personal agradable.

A su vez, se ha observado que no es necesario cancelar todo le ruido de fondo. Utilizar solo un audífono para mantenerse accesible a los demás, aumenta de igual manera la productividad.

Mejora el humor

Es es bien sabido que escuchar la música que a uno le gusta, libera dopamina. Y esta sustancia la encargada de aumentar nuestro buen humor. Entonces, escuchar música cuando uno se siente agobiado, es una forma de relajación y motivación.

Crea un sentido de pertenencia

Esto no lo hace directamente en el cerebro, sino en el comportamiento social. Conocer los gustos musicales de otros es una manera de conectar con los demás. Hablar sobre música es una manera de convivir sin tener que entrar en asuntos demasiados personales.