Nicanor Parra: disruptor de la poesía

Celebramos en su cumpleaños a Nicanor Parra, creador de la antipoesía

Nicanor Parra es considerado uno de los grandes de la poesía latinoamericana. Sin embargo, no es el poeta convencional. Se le pone al nivel de Pablo Neruda y Gabriela Mistral, no por su estilo, sino por su impacto.

Parra nació el 5 de septiembre de 1914 en San Fabián de Alico, Chile. Hijo de padres músicos, el arte siempre le llamó la atención. Estudió formalmente matemáticas y física en la Universidad de Chile. Se especializó en mecánica avanzada en la Universidad de Brown en Estados Unidos. Y posteriormente fue a la Universidad de Oxford en el Reino Unido para hacer un posgrado en cosmología.

Yo llegué a Inglaterra, llegué a Oxford y percibí algo en la atmósfera, sentí dos tipos de fuerzas. Percibía por un lado a Shakespeare y por otro a Newton.

En Oxford, dedicó más tiempo a la poesía que a los misterios del universo. Fue ahí donde escribió gran parte de lo que muchos consideran su mejor trabajo: “Soliloquio del individuo”. Al regresar a Chile, publicó “Poemas y antipoemas”, obra que marcó la poesía chilena al imponer un cambio radical en el modelo establecido.

Nicanor Parra, creador de la antipoesía

Parra creía que “la poesía, tal como se la practicaba, en cierta forma divergía de lo que podemos llamar la noción de la vida. Partía solamente de ella, pero no volvía”. Decidió inyectarle la vida que la faltaba. Así, creó la antítesis de la poesía: la antipoesía. Los antipoemas se caracterizan por su enfoque narrativo y desafanado. Tienen lenguaje coloquial y utilizan frases hechas y los modelos de informe científico, reportaje, noticia, aviso comercial, etc. Por ejemplo:

Advertencias al lector

El autor no responde de las molestias que puedan ocasionar sus escritos:

Aunque le pese

El lector tendrá que darse siempre por satisfecho

A diferencia de la poesía solemne que le precede, la antipoesía no se deja encerrar. No le teme a la burla, el humor y la ironía. Es incongruente, retórica y se adapta a las circunstancias que refiere. La antipoesía buscaba destruir el lenguaje refinado y delicado que representaba a la poesía. Buscaba llegar al nivel del hombre común atacando temas ecológicos, políticos y de la vida cotidiana.

El Premio Nobel de Literatura eludió a Parra tres veces. Sin embargo, su país y otros reconocieron su legado. Así, se le otorgó el Premio Miguel de Cervantes, el Premio Nacional de Literatura y el Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda, entre otros. Su fuerte fue la poesía. No obstante, también realizó obras visuales junto al poeta Enrique Linh y el cineasta Alejandro Jodorowsky.

 

¿Quisieras leer toda la obra de Nicanor Parra y otros grandes literatos? Leer más rápido te ayudará a lograrlo. ¡Contáctanos!

 

Photo credit: Arturo Espinosa via Visual hunt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *