Esta rutina matutina te hará el día mucho más fácil

Una rutina matutina vigorizante te dará la actitud para superar el día

Cada día tiene diferentes retos. En algunos es el tráfico inesperado, en otros es una discusión en el trabajo y en otros es un mal humor general. Si bien no puedes controlar totalmente lo que pase a tu alrededor, sí puedes controlar tu actitud hacia los retos. Hay dos opciones, dejar que se arruine tu día o superarlo y seguir adelante. Para ayudarte a ti mismo a tener un buen día, debes comenzar por levantarte con el pie derecho y eso lo puedes lograr haciendo lo siguiente.

Adelántate a la mañana

Cosas tan simples como elegir tu ropa en la mañana y recargar la cafetera pueden retrasarte muy fácilmente. Además, son tareas tan simples que te puede poner de malas gastar el tiempo en ellas. Entonces, lo más fácil es mejor gastar esos 5 minutos en la noche. Así, te levantarás con todo preparado, agilizando las cosas.

Personaliza tu alarma

La mayoría de las personas utilizan su celular como alarma para despertar. Hacerlo te permite personalizar el sonido con el que quieras despertar. El ruido repetitivo y agudo típico de las alarmas puede ser efectivo, pero es bastante irritante. Mejor elige una canción con mucho beat que te haga despertar con energía.

Estírate en la cama

Antes de levantarte, dale a tu cuerpo unos segundos para activarse. ¿Cómo? Estira tus piernas y brazos. Después siéntate cruzando las piernas y agáchate lo más que puedas. Da unas cuantas respiraciones profundas y después párate de la cama. Estas simples acciones oxigenarán tu cerebro, mejorarán tu circulación y pondrán en acción tu mente y cuerpo.

Báñate

Algunas personas piensan que ahorran tiempo por la mañana al bañarse en la noche. Sin embargo, bañarse en la mañana te ayudará a refrescarte y despabilarte. Además, si usas un jabón o shampoo de cítricos, el olor estimulará tu estado de pasividad.

Tómate tu tiempo para arreglarte

El multitasking es una de las situaciones más estresantes que hay. Hacer muchas cosas a la vez intentando lograr todo es además bastante ineficiente. Lo mejor es que te tomes tu tiempo para peinarte, maquillarte si es el caso, etc.

Haz algo que te inspire

No tienes que pintar un cuadro para inspirarte. Basta con que leas unas cuantas páginas de un libro que te guste, escuches tus canciones favoritas o escuches un podcast intrigante. Haces algo pequeño que te inspire no tiene que tomarte mucho tiempo y te pondrá de buen humor.

Una rutina matutina con estos elementos te pondrá en actitud ganadora para aprovechar tu día de la mejor manera. Además, reducirá tus niveles de estrés en ese momento y posteriormente.