El silencio es muy importante para el cerebro

Silencio, por favor. Descubre los beneficios de un momento sin ruido.

En 2011, la Junta de Turismo Finés realizó una campaña que utiliza el silencio como un “producto” de marketing. La campaña trataba de atraer a la gente a visitar Finlandia y experimentar la belleza de sus tierras silenciosas. Esto lo hizo a través de una serie de fotografías del paisaje con el slogan “Silencio, por favor”.

Eva Kiviranta, administradora de las redes sociales del sitio visitfinland.com, mencionó que “en lugar de decir que es un lugar vacío y silencioso, lo convirtiéramos en una cualidad que podemos disfrutar”. Finlandia podría entender al silencio como una característica de venta, haciéndolo más y más atractivo.

El mundo a nuestro alrededor se vuelve cada vez más ruidoso y caótico. Así que tal vez te encuentres en busca de unos momentos de silencio y tranquilidad. Esto puede ser una acción inteligente, ya que los estudios han demostrado que el silencio es mucho más importante de lo que podrías imaginar. A continuación te compartimos los beneficios que el silencio te puede brindar:

  • La regeneración de células cerebrales puede ser una cuestión de silencio

Un estudio publicado en el diario Brain, Structure and Function,  monitoreó el efecto que los sonidos y su ausencia producía en los cerebros de los ratones. Se descubrió que, cuando los ratones eran expuestos a dos horas de silencio al día, desarrollaban nuevas células cerebrales en el hipocampo (región asociada con la memoria, las emociones y el aprendizaje).

El crecimiento de nuevas células en el cerebro no necesariamente se traduce en beneficios tangibles para la salud. Sin embargo, la investigadora Imke Kirste dice que aparentemente estas células se convirtieron en neuronas funcionales. “Notamos que el silencio realmente está ayudando a las nuevas células generadas a convertirse en neuronas e integrarse al sistema”. En este sentido, el silencio puede hacer que tu cerebro crezca, literalmente.

  • El cerebro internaliza y evalúa la información durante el silencio

Un estudio llevado a cabo en el 2001, definió un “modo default” de una función cerebral. Incluso cuando el cerebro estaba “descansando”, se mantenía activo internalizando y evaluando información. Investigaciones posteriores encontraron que este modo también es usado durante el proceso de autorreflexión.

Cuando el cerebro descansa, es capaz de integrar información interna y externa dentro de “un espacio de trabajo consciente, según explican Moran y sus colegas. Al momento que no somos distraídos por ruidos o tareas orientadas a objetivos, parece haber un momento de calma que permite procesar cosas.

Durante los periodos de silencio, el cerebro tiene la libertad para descubrir su lugar, tanto en el mundo interno como en el externo. El “modo default” te ayuda a pensar en cosas profundas de una manera imaginativa. Como Herman Melville una vez escribió: “todas las cosas profundas y las emociones son antecedidas y precedidas por silencios”.

  • El silencio alivia la tensión y el estrés

Se ha descubierto que el ruido puede tener efectos físicos severos en el cerebro, resultando en niveles elevados de las hormonas del estrés. Las ondas de sonido alcanzan al cerebro como señales eléctricas a través del oído, provocando que el cuerpo reaccione, incluso si está durmiendo.

Se cree que la amígdala, asociada con la formación de memorias y emociones, es activada y esto causa que las hormonas del estrés sean liberadas. Si vives en un ambiente con constante ruido, es muy probable que tus niveles hormonales de estrés sean altos. Y esto se puede volver una condición crónica.

Un estudio publicado en 2002 por la revista Psychological Science (Vol. 13, No. 9), examinó los efectos que la reubicación del aeropuerto de Múnich tendría en la salud y las capacidades cognitivas de los niños. Gary W. Evans, un profesor de ecología humana en la Universidad Cornell, notó que los niños expuestos a ruidos, desarrollan una respuesta de estrés que provoca que ignoren el ruido.

Lo que es notable, es que estos niños no solo ignoran los estímulos dañinos, sino también los estímulos a los que deberían prestar atención. “Este estudio se encuentra dentro de los más fuertes y es, probablemente, la prueba definitiva de que el ruido causa estrés y es dañino ”, apuntó Evans.

Parece ser que el silencio tiene el efecto opuesto en el cerebro. Mientras que el ruido causa estrés y tensión, el silencio libera la tensión. Un estudio publicado en el diario Heart, dio a conocer que con solo dos minutos de silencio se puede lograr una relajación más profunda que si escuchamos “música relajante”. Estos hallazgos están basados en los cambios en la presión y circulación sanguínea que se notaron en los sujetos sometidos a las pruebas.

  • El silencio reabastece nuestros recursos cognitivos

El efecto que la contaminación auditiva puede provocar en el desarrollo de actividades ha sido extensamente estudiado. Se ha descubierto que el ruido daña el desempeño de las actividades en el trabajo y la escuela. Asimismo, puede ser la causa de la disminución de la motivación y el incremento errores.

Las funciones cognitivas más afectadas por el ruido son la atención en la lectura, memoria y solución de problemas. Los estudios también han concluido que los niños expuestos a ambientes escolares y familiares cercanos a rutas de trasporte, tienen menores puntajes en las pruebas de lectura. Y además, tienen un desarrollo más lento de habilidades cognitivas y de lenguaje.

Pero no todo son malas noticias. Es posible que el cerebro recupere sus recursos cognitivos finitos. La teoría de restauración de la atención dice que, cuando una persona se encuentra en un ambiente con bajos niveles de información sensorial, el cerebro puede recuperar algunas de sus habilidades cognitivas. En silencio, el cerebro baja la guarda sensorial y restaura un poco lo que ha perdido por exceso de ruido.

En conclusión, viajar a Finlandia podría ser un punto que deberás agregar a tu lista de cosas por hacer. Ahí encontrarás el silencio que necesitas para ayudar a tu cerebro. Por otro lado, si este país nórdico está fuera de tu alcance, simplemente podrías tomar un paseo tranquilo. Puedes ir a algún jardín o bosque cercano a tu casa. Solo recuerda que el silencio puede ayudarte mucho.