Técnica Feynman para aprender mejor

técnica feynman aprender mejor openbook

Explicar para aprender mejor

Si no estás aprendiendo cosas nuevas, estás perdiendo oportunidades. Aprender algo nuevo te ayuda a mantener tu mente activa, con lo que puedes prevenir enfermedades neurológicas como demencia o Alzheimer. Por otro lado, te dará una sensación de satisfacción personal, además de ser una herramienta para el trabajo.

No obstante, ir a clases de algo o leer sobre un tema no significa aprender y entender algo a profundidad. De hecho, existen dos tipos de conocimiento. Uno es saber el nombre de algo y el otro es saber sobre ese algo. Puedes saber que el PIB significa Producto Interno Bruto. Sin embargo, eso no significa que sepas qué representa, cómo se calcula y para qué se utiliza.

La Técnica Feynman para aprender

Richard Feynman es uno de los físicos más importantes de la historia. Es más que nada conocido por recibir el Premio Nobel de Física en 1965 por su contribución al desarrollo de la electrodinámica cuántica. Sin embargo, se le conoce también por haber sido un gran divulgador de la ciencia. Esta capacidad de transmitir conocimiento se daba gracias a su sistema de aprendizaje.

Existen dos tipos de conocimiento: uno es saber cómo se llama algo y el otro es realmente saber sobre algo. Esto no es lo mismo y el Premio Nobel lo tenía muy claro. Para tener el dominio de un tema, se necesita comprenderlo en todos los aspectos. Y según Richard Feynman, la clave está en explicar para aprender.

Su técnica consiste en 4 pasos sencillos que te permiten aprender algo de manera más profunda y con una mejor retención.

  1. Elige un concepto: Coloca en una hoja el concepto o tema que quieres aprender. Escribe qué cosas quieres saber al respecto. Investiga y contesta tus propias preguntas.
  2. Explicaselo a un niño: Mucha gente tiende a usar un vocabulario muy rebuscado cuando algo no le queda claro. Por eso, Feynman decía que lo más importante para comprender a profundidad un tema es desmenuzarlo hasta poder usar palabras sencillas al hablar de ello. Al intentar explicar las cosas en el lenguaje que un niño podría entender, te enfocas en hacer conexiones con cosas conocidas, lo que facilita la retención del tema.
  3. Identifica las lagunas de conocimiento y vuelve al material de estudio: Inevitablemente encontrarás áreas del tema que te parezcan confusas o se te olviden. Esto significa que no las has comprendido al 100. Para llenar estas lagunas es necesario hacer lo mismo que antes, volver al material de trabajo, profundizar e intentar explicarlo de la manera más sencilla.
  4. Repasa e intenta simplificarlo más: Entre más repases, más claro va a quedar y mejor lo recordarás. Asimismo, a medida que conozcas mejor el tema, encontrarás diferentes analogías cada vez más sencillas.

La Técnica Feynman para aprender sirve para hacer el proceso de aprendizaje más eficiente. Además, contribuye a crear nuevos caminos neuronales y nuevas maneras de pensar. Y Feynman no era el único científico que pensaba de esta manera. De hecho, una de las frases célebres de Albert Einstein es: “Si no puedes explicar algo de manera sencilla, no lo has entendido lo suficiente”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *