Test de IQ: ¿indica realmente la inteligencia?

Test IQ inteligencia openbook blog

El test de coeficiente intelectual IQ (Intelligence Quotient, por sus siglas en inglés) es un método para aproximar el grado de inteligencia de una persona. A través de diversas preguntas, entre 33 y 40 en general, se mide capacidad de aprendizaje, comprensión, formación de conceptos, análisis de información, aplicación de lógica y razonamiento.

El concepto de test de IQ comenzó a inicios del siglo XX. En 1905, Alfredo Binet y Théodore Simon desarrollaron los primeros test de inteligencia para niños, las cuales eran conocidas como pruebas de edad mental. No fue hasta diez años después que Lewis Terman modificó su nombre a Escala de Inteligencia.

Es importante mencionar que un test de IQ no puede definir la inteligencia de un individuo. No obstante, sí puede servir como un indicador de la inteligencia racional. Es decir, el tipo de pensamiento que se utiliza en disciplinas como lógica, deducción y matemáticas.

Tests de inteligencia en la actualidad

La inteligencia es un concepto mucho más complejo que solo habilidad en matemáticas y conexiones lógicas. La inteligencia abarca muchos más aspectos y tipos de pensamiento, especialmente en un mundo cada vez más diverso. 

Por lo tanto, actualmente existen diversas pruebas que permiten medir las capacidades cognitivas para resolver problemas e identificar habilidades en diferentes áreas, desde las matemáticas hasta lectura, razonamiento y adaptación. 

Por ejemplo,  la Escala Wechsler es una evaluación cognitiva dinámica, que incluye pruebas verbales y no verbales para obtener datos cualitativos y cuantitativos. En otro ámbito, existe también el test de Raven que mide la capacidad de razonamiento abstracto y toma en cuenta las posibilidades intelectuales y el nivel instruccional. Es decir, las capacidades natas y las aprendidas.

Es una realidad que estos test de inteligencia pueden indicar (en cierta medida) la capacidad académica de un individuo. Sin embargo, se ha comprobado que un test de IQ no tiene los elementos suficientes para ser un indicador 100 % fiable, pues la inteligencia humana comprende un espectro demasiado amplio. Por lo tanto, es difícil que una sola prueba pueda considerar y analizar todas las variables para definir a una persona como “inteligente”, considerando a su vez que existen múltiples tipos de inteligencia.

Los tests de inteligencia pueden ser una herramienta para psicólogos, pedagogos e incluso maestros. No obstante,  en ningún caso ofrecen los elementos suficientes para encasillar las capacidades y habilidades de una persona. 

La inteligencia humana va mucho más allá de un conjunto de preguntas. Una manera de alentar los procesos cognitivos es la lectura.

Conoce cómo leer más y mejor con nuestro programa de lectura avanzada.